Santiago y la montaña

16 Mar

Santiago es una ciudad que vive a los pies de la cordillera. La urbe empieza en la falda de la montaña y se estira a largo y ancho de la ladera con la misma geografía de una tabla de planchar.

Es una ciudad atípica a mi parecer porque fruto de mi experiencia y modesto conocimiento sobre las ciudades del mundo, por lo general la vista alcanza a ver ciudad, edificios y más ciudad y aquí se ve ciudad, edificios, cerro y cordillera.

Con lo de “se ve” estoy siendo generosa ya que Santiago tiene la particularidad de que la monstruosa cordillera – monstruosa por grande, no por fea – aparece cuando se le canta. A pesar de sus majestuosas dimensiones, la montaña se muestra y desaparece al mirón tal y como ella lo desea. Juega al escondite tomándole el pelo al visitante y al habitante.

Por la noche deja de existir mientras que a la mañana muestra su silueta insinuándose con sutileza para atraer, sin tener que exhibirse demasiado. Al atardecer, si se siente juguetona, enseña un poco más de sus curvas, y si tiene el día libidinoso se muestra descarada y se abre ante Santiago, sin tapujos.

Sea como sea, ella siempre deja bien claro que es una mujer digna de admirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: